El Pleno del Senado debatirá la próxima semana un convenio de colaboración entre comunidades autónomas para que las licencias de caza y pesca puedan ser válidas en cualquiera de ellas independientemente de la administración que las expida.
El Pleno de la Cámara Alta tomará conocimiento directo del convenio de colaboración entre comunidades para el reconocimiento recíproco de las licencias de caza y de pesca recreativa en aguas interiores.
En la exposición de motivos del convenio se recuerda que la caza y la pesca se practican en todo el territorio nacional, lo que “exige una colaboración entre el mayor número posible” de comunidades para evitar que los cazadores y pescadores tengan que repetir todos los trámites administrativos cuando deseen realizar esas actividades en otra autonomía.
Por ello, se establece un marco de colaboración para el reconocimiento recíproco de los permisos, que las comunidades pueden formalizar mediante un documento común con efectos interautonómicos.
Hasta el momento, las comunidades que han suscrito el convenio y que a partir de enero de 2010 podrán disponer de licencia interautonómica son las que han reformado sus estatutos: Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana.
Precisamente, el ex ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo, dimitió después de conocerse que cazó en Andalucía, comunidad para la que no tenía licencia, aunque sí disponía de permiso para practicar esta actividad en Castilla-La Mancha.
Fernández Bermejo cazó los días 7 y 8 de febrero de este año en una finca de Torres (Jaén) sin el correspondiente permiso y dijo que no cayó en la cuenta de que no estaba en Castilla-La Mancha.
FUENTE: AGENCIA EFE
– Consuma la caza tras su inspección veterinaria, especialmente al tomarla como embutido. La carne de jabalí puede transmitir triquinosis.
– Evite la manipulación de animales muertos, enfermos o con comportamientos no naturales, poniéndolo en conocimiento de la autoridad competente.
– Utilice guantes en el desuello y posterior manipulación de los animales, hasta que se hayan cocinado.
– Use guantes y mascarillas cuando manipule liebres. Pueden transmitir la tularemia.
– No de vísceras crudas a su perro, estás ayudando a la transmisión de enfermedades (zoonosis) como la hidatidosis.
– Eluda beber agua no controlada sanitariamente, como la de los ríos, arroyos,…
– Extreme las precauciones en el vestuario (botas altas, pantalones largos, manga larga,…) y emplee repelentes contra insectos.
– Acuda a un centro sanitario para que le retiren las garrapatas que tenga fijadas en su cuerpo.
– Ingiera la carne de animales silvestres preferentemente cocinada. La congelación no disminuye el riesgo de contagio.
– Si observa la presencia de animales enfermos, heridos, con comportamientos no naturales o muertos, deberá ponerlo inmediatamente en conocimiento de los responsables de caza y de sanidad animal.
– No deberá consumirse la carne de aquellos animales que antes de su captura tuvieran comportamientos anómalos o se encontraran muertos. Ante cualquier duda sobre el estado sanitario de los animales abatidos debe desecharse su consumo o consultar al veterinario.
– Las piezas una vez cobradas se colgarán facilitando el enfriamiento de las mismas. Igualmente, debe obtenerse la canal lo antes posible y conservarse en frío hasta su consumo.
– En el caso de autoconsumo de aquellas especies que puedan trasmitir triquinosis se debe recoger diversas muestras de cada animal, por lo menos de: músculos maseteros y diafragmáticos, musculatura intercostal y musculatura de la lengua, para su análisis por un veterinario.
– El traslado de las piezas de caza se realizará a la mayor brevedad posible y en las condiciones que favorezcan el enfriamiento de las canales. En el caso de envío a sala de manipulación de caza se transportarán a temperatura inferior a 4 ºC para la caza menor y de 7ºC para la caza mayor.
La alta densidad de ungulados -mamíferos herbívoros con pezuñas- en la Cordillera Cantábrica está provocando la modificación de la típica “serie forestal de la Cordillera” y el agotamiento de las arandaneras, donde los urogallos sacan adelante a sus polladas. Así lo ha afirmado hoy el catedrático de Zoología en la Universidad de León (ULE), Francisco Purroy, en declaraciones a la agencia EFE, quien ha advertido que el impacto de ciervos y corzos en la montaña cantábrica afecta a la regeneración de árboles nobles y a su producción de frutos.
Entre las especies vegetales más afectadas en las zonas de Picos de Europa y Riaño (León), Purroy ha señalado el mostajo, el acebo, el roble albar, el serval de los cazadores y el olmo de montaña, los cuales son consumidos o descortezados con la cuerna de estos ungulados. “Es un impacto que hace que vaya a disminuir en el futuro, tanto la regeneración de estos árboles nobles como la producción de frutos”, ha destacado el experto en aves.
Asimismo, la abundancia de ungulados en la zona provoca que “el tapiz de la arandanera esté bastante rapado, por lo que tiene menos densidad y menos frutos”, ha precisado Purroy. En este sentido, el ave perjudicada es el urogallo cantábrico, ya que es en esa especie de alfombra que hacen los arándanos en el borde de los bosques donde los urogallos sacan adelante a sus polladas, por lo que “si está recomida, es mala para esta especie”, ha explicado el zoólogo.
En la montaña cantábrica, los frutos rojos y carnosos son un manjar para el ciervo y el corzo, que además se comen los arbolitos pequeños y afectan a las cortezas de las especies vegetales con sus cornamentas, hasta el punto de que “lo que no hay, es una regeneración natural sino un cambio de la serie forestal que no es interesante”.
En cambio, los ejemplares vegetales que permanecen son los viejos y talludos, “pero no arbolitos juveniles que los reemplacen”, ha matizado el experto en fauna. Además, al ciervo y al corzo se suma la alta presencia de jabalíes en la Cordillera Cantábrica, considerados también por los expertos como especie-plaga: “son difíciles de controlar porque tienen el potencial reproductivo de un roedor”, ha dicho Francisco Purroy. No obstante, el zoólogo ha recordado que “el ciervo equivale en consumo a una vaca” y, por ello, ha sostenido que es este ungulado el que provoca el mayor impacto en la comunidad vegetal; “es el más destructivo, en definitiva”, ha sentenciado.
FUENTE: AGENCIA EFE

La Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC), se dirigió el pasado 06/05/08 a la Unión Europea, en relación a la Directiva del Consejo de 2 de abril de 1979 relativa a la conservación de las aves silvestres (79/409/CEE).

La UNAC solicitó a la Unión Europea: Las peticiones realizadas por España para la ampliación de las especies cazables y el dictamen del Comité al respecto; las medidas adoptadas por éste; y la modificación de los Anexos para su actualización en beneficio de las aves en general, y en particular que se incluyeran como especies cazables en España la Polla de Agua (Gallinula chloropus) y el Mirlo Común (Turdus merula), especies si incluidas en Francia y Portugal, pero en España no, las cuales no están amenazadas ni tienen riesgo alguno de disminución en los lugares donde viven, por su alto índice de reproducción, natalidad y hábitat, produciendo serios y cuantiosos daños a los cultivos, incluso llegándose a autorizar su caza por ello. El 12/11/09 la UNAC recibió la siguiente respuesta de la Comisión de la Unión Europea:

Resumen de la petición

«El peticionario pide que los derechos de caza en España se amplíen para incluir aves protegidas en virtud de la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres. La legalización de esta caza quedaría justificada, afirma el peticionario, por su gran número y el alto índice de reproducción.»

Respuesta de la Comisión, recibida el 7 de julio de 2009.

«Dado que todas las aves que viven normalmente en estado salvaje en el territorio europeo de los Estados miembros están protegidas en virtud de la Directiva sobre aves, el plan general de protección de las especies debe aplicarse a cada una de ellas, lo cual debe reflejarse en la legislación de los Estados miembros. Por lo que respecta a la caza, el apartado 3 del artículo 7 de la Directiva sobre aves 79/409/CEE dispone que las especies enumeradas en la parte 2 del anexo II podrán cazarse solamente en los Estados miembros respecto a los que se las menciona.

En España no pueden cazarse las especies Gallinula chloropus ni Turdus merula. Para que fuese posible cazar dichas especies en el territorio del Reino de España, habría de modificarse la Directiva sobre aves. Este proceso implicaría la modificación de la lista que figura en la parte 2 del anexo II de la Directiva 79/409/CEE, de modo que se incluyese a España entre los Estados miembros que pueden autorizar la caza de estas especies de conformidad con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 7.

La modificación de la lista de las especies que pueden cazarse sólo podría considerarse en el contexto de una revisión completa de los anexos de dicha Directiva, lo que requeriría la codecisión del Consejo y el Parlamento. Evidentemente, el resultado de tal ejercicio de revisión podría conllevar tanto la inclusión de nuevas especies en las partes 1 y 2 del anexo II como la supresión de determinadas especies en estas listas si su estado de conservación ya no justifica que sigan siendo objeto de caza.

Conclusión

Por el momento, la Comisión no tiene intención de realizar una revisión de los anexos de la Directiva sobre aves. La polla de agua (Gallinula chloropus) y el mirlo común (Turdus merula) no van a incluirse en la lista de especies que pueden cazarse en España (parte 2 del anexo II) que figura en la Directiva sobre aves. No obstante, si en el futuro se decidiese actualizar los anexos, podría volver a estudiarse el caso de estas especies.»

Vista la respuesta de la Comisión, la UNAC entiende como poco ajustado el inmovilismo de la UE por pura prevención injustificada y por meros formalismos de modificación general; también le preocupa que pasados ya 30 años desde que se aprobó dicha Directiva, no hayan mejorado ni empeorado los niveles poblacionales de las aves protegidas a pesar de los cuantiosos medios utilizados y el dinero gastado (zonas ZEPA, prohibición del plomo en zonas húmedas, etc.), y que la Comisión resuma la petición realizada por la UNAC de forma errónea a lo verdaderamente solicitado; y por último espera que no se eternicen las prohibiciones e imposiciones una vez establecidas como hasta ahora, si no son necesarias, algo que va siendo habitual en España y en Europa.

Agentes del Seprona investigan el envenenamiento de varios perros de caza en un coto de Cartelle en la jornada del domingo y que tuvo como resultado la muerte de dos canes de forma prácticamente instantánea, mientras que otros cuatro se van recuperando de la ingesta de la sustancia tóxica que les fue administrada.
Según contaron los dueños de los perros a los guardias civiles, cazadores con más de veinte años de experiencia, empezaron a notar durante la jornada de caza de anteayer que los perros comenzaban a tambalearse y que casi no reaccionaban. Aunque intentaron darles aceite y sal para que reaccionaran, ya nada pudieron hacer por salvar la vida de dos de ellos, que murieron en pocos minutos. Los cazadores contaron que al parecer no es la primera vez que se produce un incidente similar en el coto, mientras el Seprona no tiene demasiadas esperanzas en encontrar a los culpables.
FUENTE: SOFÍA L. – ELFARODEVIGO.ES

Repasando mentalmente una conversación sobre el conejo de monte en Galicia se me han venido a la cabeza algunas de las vivencias de estos últimos doce años. El paso del tiempo, la experiencia y la formación hacen a una persona ir adquiriendo ciertas pautas de conducta más o menos estructuradas a la hora de afrontar las cosas. Estos métodos de trabajo llevan incluso a veces a replantearnos una y otra vez los distintos problemas que van surgiendo. Para mi una de las primeros pasos que hay que dar a la hora de afrontar cualquier problema es ser capaces de acotarlo claramente, es un punto de partida básico si queremos llevar a buen puerto nuestra nave; el tema del conejo de monte no es una excepción en este campo y por ello se hace necesario saber primero si sigue existiendo en nuestros montes, a que subespecie pertenece, más o menos cuantos hay o donde están antes de iniciar cualquier proyecto de recuperación. No podemos perder de vista que en España hay dos subespecies de conejos el cuniculus algirus y el cuniculus cuniculus del que derivan las especies domésticas y por las zonas de distribución de ambas puede que existan las dos o híbridos de las mismas en la Comunidad Gallega.

Como ya comente en su momento el hecho de que se esté realizando el mapa genético del conejo de monte puede aportar luz sobre algunas de las cuestiones que he planteado en el párrafo anterior, primero nos indica sí los hay, de que tipo son, podemos averiguar de donde procede la muestra e incluso podemos desplazarnos a esos puntos para cuantificar el tamaño de las poblaciones y su estado de conservación. Este primer paso forma parte de los cimientos de lo que nosotros posteriormente tendremos que construir, o lo que es lo mismo es la primera pregunta que nos hemos formulado para posteriormente dar una respuesta acorde a la lo que se nos ha preguntado, de lo contrario podemos fácilmente encontrarnos con un simple “pregúntame lo que quieras que te contestaré lo que se me ocurra”. Una vez hemos completado la primera parte y sabemos la situación en que nos encontramos, antes de tomar cualquier decisión se hace necesario un ejercicio de reflexión, en cual se analicen detenidamente dos aspectos fundamentales, el primero nuestro entorno y el segundo los recursos con los que contamos a la hora de enfrentarnos a los retos que se nos presentan.

Una vez hemos terminado nuestro análisis es bueno sintetizar de una manera gráfica todos los puntos que se hemos extraído del mismo, para ello se nos puede hacer útil el método DAFO (Oportunidades, Amenazas, Debilidades y Fortalezas) para ello plasmaremos en una hoja de papel dividida en cuatro partes iguales las conclusiones utilizando frases breves pero concisas que las sinteticen. Por una lado y en la parte superior pondremos las que extraemos de nuestro entorno y que nos vienen dadas dividiéndolas en: Amenazas / Oportunidades, y en la parte inferior de la hoja recogeremos nuestras: Debilidades / Fortalezas. Esto nos permite (sí está bien hecho) de una manera gráfica y sencilla visualizar aquellos factores a tener en cuenta a la hora de diseñar las estrategias a seguir y que intentaran transformar las amenazas en oportunidades y nuestras debilidades en fortalezas para lograr cumplir los objetivos que previamente nos habremos fijado.

Una vez hemos terminado este segundo paso ya sabemos donde estamos, con que recursos contamos y algunas de las posibles adversidades que nos podemos encontrar en el camino ahora nos falta decidir a donde queremos ir, a donde queremos llegar. Ahora tenemos que decidir cuales son nuestros objetivos, el lugar al que queremos llegar pero tiene que cumplir una serie de requisitos, tiene que ser un objetivo alcanzable, que se pueda medir, acotado en un espacio de tiempo y perfectamente definido. Con nuestros objetivos ya definidos tenemos que pensar como vamos ha alcanzarlos con los recursos que contamos minimizando las adversidades y aprovechando las posibles ventajas que el entorno nos ofrezca.

Tenemos que definir nuestras estrategias, hay que dibujar las líneas maestras de actuación para una vez tengamos el boceto ser capaces de diseñar un sistema que periódicamente nos de una perspectiva de todo el cuadro a corto y a largo plazo de tal manera que el cumplimiento de los objetivos más cercanos nos conduzca a la meta final que al inicio nos hemos fijado. Este método que he expuesto es la esencia de muchos de los métodos de trabajo de distintas disciplinas. Muchos se preguntaran el motivo que me ha llevado a exponer este proceso y otros puede que ya hayan intuido cual es mi intención sólo pretendo que cada uno haga una pequeña reflexión sobre el tema. He comenzado diciendo que se está haciendo o acaba de finalizarse el estudio genético del conejo del monte en Galicia por lo que cabe la posibilidad de pensar que no sabemos sí realmente aún existen, sí existen donde están o a que subespecie pertenecen, cual es el tamaño de sus poblaciones, su estado de conservación…..

Siguiendo mi exposición sí esta primera premisa que he puesto no se cumple es posible que estemos en el caso de “pregúntame lo que quieras que te contestaré lo que se me ocurra”. Somos muchos los que tenemos la impresión de que en términos generales las medidas que se han puesto en práctica han sido erráticas y sin una línea definida, que demasiadas veces conducen a ninguna parte y lo que es peor tengo la impresión que la cosa no va ha cambiar. No hay más que ver la política de subvenciones de este año pasado, las sociedades que no tienen cierre no podían acceder a una subvención para la recuperación del conejo de monte aunque paradójicamente tuvieran poblaciones estables de conejos en sus montes. Tampoco a fecha de hoy hay manera que una sociedad pueda saber sí tiene o no conejos de monte autóctonos o en el caso de que construyan un cierre de cría en semilibertad de donde van ha sacar los conejos autóctonos para formar el plantel de reproductores siendo la forma optima de obtenerlos el sacarlos preferentemente del propio Tecor o de una zona los más próxima posible al mismo.

Conclusión X millones de las antiguas pesetas gastados, sin conejos y siempre pensando que la directiva que esta en ese momento o la que venga los va ha mantener, no los va ha dejar abandonados, por no hablar de que ponemos una herramienta en manos de alguien que nunca la ha utilizado y ni siquiera le hemos dicho como funciona ya que quien los va ha manejar son los propios cazadores, no técnicos. Lo que más molesta del tema es que a poco que uno lo analice para una sociedad de caza le sale más barato cuidar una parcela en el monte (que tenga conejo) con un tamaño aproximado de 40-50 hectareas ( Piorno) utilizando ciertas herramientas de gestión como desbroces sembrados, control de predadores, etc manteniendo las medidas en el tiempo para que de forma natural el conejo conviva con las enfermedades ya que sin querer los cierres someten al conejo a una serie de manejos sanitarios por lo que el equilibrio natural con ciertas enfermedades se elimina y se elimina la predación natural; además requieren de una gran inversión y un mantenimiento. El otro sistema sólo requiere de mejoras de hábitat, control de predadores y el esfuerzo de captura. Conclusión una es viable la otra, mientras dura dura, como el amor. Los cierres son una herramienta más y forman parte de la solución pero no son la solución.

Aparte y a mayores entre otros muchos temas seguimos sin avanzar en el control de predadores. Pero como es posible que en otras Comunidades se autoricen ciertos métodos y se les de caña, incluso a perros y gatos asilvestrados y en la nuestra los únicos que acabamos teniendo la inmensa mayoría de los perros legales somos los cazadores para evitar problemas ya que sí no son perros de caza parece que no son problema de nadie. ( Va ha ser que somos todos europeos pero dentro de Spain is different ). No sabemos cuales son las distintas cepas de NHV y Mixomatosis que existen en Galicia y eso que por lo que se expone en algún trabajo alguna es especifica de nuestra Comunidad, espero que por lo menos podamos poner los medios para que se llegue a saber o tener un lugar al que enviar de forma gratuita los animales que aparezcan muertos en el campo. Hay todo un largo etc, etc, etc,……….

Sí vamos al segundo punto que he propuesto y analizamos nuestro entorno y los recursos con los que contamos, la cosa no mejora. Los usos tradicionales prácticamente han desaparecido, la agricultura no pasa sus mejores momentos, una parte importante de la población gallega se concentra entorno al eje de la autopista que va desde Tuy hasta Ferrol por lo que tenemos que asumir las consecuencias de zonas densamente pobladas con sus infraestructuras, etc, etc, etc,……

En lo referente a los recursos con los que contamos los cazadores, en humilde opinión más bien escasos y poco aprovechados, gestionar también significa optimizar recursos por que aunque escasos, los tenemos y somos los que realmente ponemos en práctica los planes de gestión que diseñan los técnicos. Hablar de técnicos supone hablar de gente, en teoría, formada pero repito quien pone en práctica los planes de gestión no son los técnicos son los cazadores de las sociedades de caza, demasiadas veces sin la formación necesaria y con unos recursos muy limitados, por eso siempre fracasaran aún teniendo más recursos.

En tema de la formación se van haciendo cosas, pero necesitamos de una formación que sea más práctica y menos orientada a técnicos, desbroces sí pero como, donde, con que tamaño, que intensidad de manejo…..sí hacemos sembrados de que plantas, en que fechas que necesidades cubren…….. Repoblaciones, cuando, para que? por qué? como las diseñamos…….. Cierres sí pero explíquenos como funcionan….Son muchos los aspectos a tener en cuenta y muchas las explicaciones que dar pero para eso se necesitan ejemplos reales en Galicia con explicaciones en el propio sitio. Señores piensen sí a nuestros agricultores los enseñamos a podar, a sembrar a……..formación para los cazadores sí pero pensada para los cazadores que nos están dando el libro y muchos no saben leer.

Estos cambios tienen que surgir desde abajo no desde arriba hacia abajo o estamos condenados al fracaso, no se olviden que las Asambleas son soberanas, ponen y quitan presidentes y directivas y ustedes no suelen pasar de los presidentes hacia abajo ¿ Qué falla?………… No sé……cuando he comenzado ya me lo he replanteado todo. Aunque por esta vez diré….al menos algunos lo intentan….eso sí, con más o menos éxito… por lo que, para mi, se merecen todo mi respeto aunque por eso, les invitó a pensar que pensar y hablar todavía no sale caro y es la única forma de que lleguemos a meta.

JAIME VEIGA FONTAN

Ficha técnica

Nome: raza Podengo Galego

Outras denominacións incorrectas: coelleiro galego.

Área de orixe: Galicia.

Aptitudes: a caza do coello principalmente, aínda que tamén para a lebre e o raposo.

Feiras onde se pode ver: Silleda (Feira Internacional Semana Verde de Galicia), feiras de cans de caza en Luíntra (EXPOCAN) e Arzúa.

Club da raza: Club de Raza do Podengo Galego.


Historia e orixe da raza

Todos os podengos ibéricos (Eivisenco, Andaluz, Galego, Portugués) están emparentados e comparten un mesmo tronco común cos restantes podengos da área mediterránea como o Podengo dos Faraóns (illas de Malta e Gozo), o Cirneco do Etna (Sicilia), o Podengo da illa Lampedusa (Tunicia), o Podengo Charnigue ou Charnègre do Rosellón e a Provenza (Francia) e mailo Podengo Canario. Este tipo de animal xa estaba presente no antigo Exipto (IV milenio a. C.) e coñecíase co nome de Tesem ou lebrel exipcio de orellas rectas; tamén era coñecido en Eritrea e Somalia; procedía moi probablemente do antigo can neolítico das sabanas saharianas, de aspecto lebreloide (tipo graioide) e de orellas erectas, presentes nas pinturas rupestres da desolada paisaxe do Tassili dos Ajjer, no Ued Djerat do Sáhara central alxeriano (VII milenio a. C). Foi estendido polas rutas comerciais, ao longo de toda a conca mediterránea, por mercadores cretenses (2000 a. C.), fenicios (1000 a. C.), gregos e cartaxineses. Foi apreciado polos romanos para a caza do coello e da lebre.

Área de orixe e distribución

Comprende toda a zona noroccidental da Península Ibérica, emparentado co Podengo Portugués mediano (orixinario da zona norte), con montañas de 600 m a 800 m sobre o nivel do mar, con zonas de serra e monte forestado con abundante vexetación arbustiva, con silvas e matogueira do tipo toxo, urce, carrasca, carpaza, carrasco, codesos, xesta, etc., que forman un monte baixo e/ou sotobosque, onde se atopan os coellos, lebres, raposos e demais caza de pelo e pluma (arcea, perdiz e paspallás). Atópase espallado por toda Galicia, pero principalmente polas provincias de Pontevedra e Ourense, aínda que tamén se localizan exemplares nas outras dúas provincias galegas.

Función zootécnica

Cazador especializado na caza de animais de pelo, ao que persegue ventando con movementos rápidos; tamén se pode adestrar para perseguir animais de pluma. Dado o seu carácter desconfiado e nervioso, é frecuente tamén atopalo vixiando a casa e avisando da chegada de estraños.

Prototipo racial

1.- Características xerais

Aparencia xeral

Animal de tipo primitivo, graioide (Mégnin P.,1897), de tamaño mediano, lixeiro e sublonxilíneo, tipo dolicomórfico; moi rústico, austero, sobrio, áxil, con gran capacidade olfactiva, auditiva e visual, calidades estas que, xunto coa súa astucia, lle confiren un característico comportamento de intelixencia natural durante a caza. É un can que, dalgún xeito, se asemella aos galgos/lebreis, mais coas orellas erguidas. Non se trata dun verdadeiro galgo. As orellas son anchas na base e moi movibles. Son animais moi uniformes, de tamaño mediano e lixeiro, de capa canela en todos os seus gradientes, desde a cor area aos vermellos, podéndose atopar, ás veces, exemplares fígado/chocolate, presentándose normalmente acolarados ou calzados en branco, podendo ser de pelo semicurto ou de mediana lonxitude. Teñen o ventre recollido, aínda que sen a finura de liñas do corpo, así como da cabeza, de moitos galgos. As femias son lixeiramente máis liviás e esveltas cós machos.

Temperamento e comportamento
É un tipo de animal levantador da peza (non mostra), sendo un dos máis completos dentro das razas englobadas nesta categoría. É un cazador astuto e pícaro, incansable, verdadeiro auxiliar para o cazador, con extraordinaria habilidade para a caza do coello e do raposo, aínda que tamén con destreza para a perdiz, pois ademais do nariz utiliza moito o oído e a vista en apoio do olfacto. Caza a paso rápido, que alterna co trote na busca, de forma continua, ventando ou baixando a cabeza na procura do rastro, levando a cabeza á altura do tronco cando o detecta no aire, e movendo entón o rabo dun xeito ostensible. Cobra ben a peza ferida, portándoa ata o cazador. É un animal polivalente, xa que se adapta a calquera modalidade do terreo, situación e tipo de caza. As súas condicións naturais permítenlle descubrir a caza no campo e sacala do seu escondedoiro sen necesidade de mostra. Ao percibir o olor da peza aniñada, lánzase de súpeto sobre ela (algúns exemplares realizan, co paspallás, unha pequena parada). É moi apropiado para acompañar o cazador solitario, na modalidade do salto, xa que non adoita afastarse en exceso, realizando unha busca de 30-40 metros ao redor.

2.- Características rexionais

Cabeza

Dolicocéfalo, cunha lonxitude aproximada de 4/10 a alzada á cruz, en forma piramidal, de cono alongado. O cranio é reducido e plano. Depresión fronto-nasal pouco acentuada. Fociño longo e delgado, en liña recta coa testa. Nariz saínte e anguloso, con ventás de boa abertura. Beizos pequenos e apertados. Dentadura forte e de trabada en tesoira. Os ollos son vivos e expresivos, lixeiramente oblicuos (semilaterais), de forma ovalada e de cor acorde coa capa. Con orellas erguidas, de forma triangular, tamaño medio e anchas na base.

Pescozo
Pescozo levemente arqueado, musculoso, ben proporcionado, sen presentar papada.
Tronco
Corpo rectangular. Cruz longa e estreita. Liña dorso-lumbar recta, co lombo curto, ancho e flexible, ben unido -de forma continua- co dorso. Cruz dos cadrís media, recta e ancha. Peito medio e con tendencia á profundidade. Costelar pouco arqueado e alongado. Ventre recollido, pero non retraído de xeito tan extremo como nos galgos. Rabo de inserción alta, de tamaño mediano e provisto de pelos algo máis longos. En repouso descansa caído ou levemente arqueado entre as pernas, á altura dos xarretes; en movemento elévao, arqueándoo sobre a cruz dos cadrís en forma de fouce, pero nunca enroscado sobre si mesmo.
Extremidades
Son gráciles, longas, rectas e moi fortes, aínda que con óso fino. As extremidades anteriores presentan escápulas lixeiramente inclinadas respecto da liña horizontal, cunha abertura duns 50º; o ángulo escápulo-umeral é aberto, maior de 90º, antebrazos verticais e longos. Os pés son de forma ovalada, con almofadas duras e unllas fortes.
Nas extremidades posteriores os pernís son longos, musculosos e oblicuos, coa nádega alongada e algo descendida. Xarretes con ángulos abertos e baixos. Os pés son de forma ovalada, con almofadas duras e unllas fortes, en ocasións con presenza de esporóns, que non son desexables.
Movemento
Paso longo e de movementos moi rápidos, saltaríns e de gran velocidade.
Manto

Pel: de mediano grosor e pegada ao corpo.

Capa (cor): de capa unicolor canela en todos os seus gradientes, dende a cor area a avermellados, podéndose atopar tamén exemplares fígado/chocolate, amosándose frecuentemente acolarados, manchados no peito, testa, rabo e punta dos pés, e tamén calzados en branco. Tamén poden aparecer ocasionalmente animais brancos marxados en canela ou laranxa.
Pelo: semicurto ou de mediana lonxitude, groso e denso. En ocasións presentan algúns pelos algo máis longos e grosos ao redor do fociño. Non teñen pelo duro.
Tamaño e peso

Alzada á cruz: de 42 a 52 cm ; machos 46-52 cm; femias 42-46 cm.

Peso: de 10-15 kg.

3.- Faltas

Calquera desviación dos criterios mencionados débese considerar unha falta, sendo a gravidade desta proporcional ao grao de desviación respecto do estándar.

4.- Defectos

Orixina a diminución, máis ou menos acusada, dalgunha función determinada do animal, podendo ser total, parcial ou rexional, dependendo do grao no que se vexa eivada a aptitude esencial do animal (coxeiras en extremidades, ablacións ou mutilacións en orellas e rabo, ausencia de pezas dentarias por extraccións, traumatismos nos ollos con perda de visión, etc.).

5.- Faltas ou defectos descualificables

Son aquelas características que en absoluto se axustan aos criterios mencionados no estándar da raza, e son excluíntes en por si, dependentes dun compoñente xenético que achega uns caracteres non contemplados, nin desexados, no prototipo racial. Neste sentido é importante excluír a presenza de animais con anomalías psíquicas e con defectos anatómicos ou de tipo, ligados a xenes indesexables, como poden ser as inestabilidades ou desequilibrios de carácter anormais, a agresividade extrema sen provocación ningunha, a epilepsia, a ausencia dalgún testículo nas bolsas escrotais (monorquidia e criptorquidia), a displasia de cadeira, a atrofia progresiva da retina, os pechamentos incorrectos das arcadas dentarias (enognatismos e prognatismos ), a ausencia de máis de dous premolares ou os albinismos. (+ INFORMACION)