O vindeiro martes 2 de febreiro celébranse as xornadas “Coidemos os humidais. Unha resposta ao cambio climático” para conmemorar o Día Mundial dos Humidais. Esta iniciativa está promovida pola Xunta de Galicia e o Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia (CEIDA).

Con este mesmo motivo, a Consellería do Medio Rural organizou unha serie de actividades para sensibilizar á sociedade, partindo da comunidade escolar, sobre a gran biodiversidade que se agocha nos humidais e a fraxilidade destes ecosistemas.

Este día pretende recordar o tratado intergobernamental que se creou no ano 1971, a Convención Ramsar (así chamada porque tivo lugar na cidade homónima, en Irán), e que serviu para marcar as pautas a favor da conservación dos humidais e o seu uso racional mediante accións locais, rexionais e nacionais. Desta forma, preténdese contribuír na conservación destes espazos en particular e no propio desenvolvemento sostible do mundo en xeral.

Semana dos Humidais
Ao longo desta semana, estudantes de secundaria e bacharelato poderán gozar de diversas charlas divulgativas, promocionadas pola Dirección Xeral de Conservación da Natureza, sobre a importancia dos humidais en Galicia e promover a necesidade de conservar e protexer estes ecosistemas. Tamén se levarán a cabo talleres de observación ornitolóxica onde os estudantes poderán comprobar a gran riqueza biolóxica que teñen estes espazos.

O obxectivo fundamental desta celebración é conseguir que a sociedade sexa consciente dos perigos do cambio climático nestes ecosistemas únicos.

Humidais de importancia internacional de Galicia
A Comunidade Autónoma de Galicia conta con cinco lugares declarados Humidais de Importancia Internacional. Na provincia de Pontevedra atópase o Complexo intermareal Umia-O Grove, A Lanzada, punta Carreirón e lagoa Bodeira mentres que na provincia da Coruña están as Rías de Ortigueira e Ladrido, o Complexo das praias, lagoa e duna de Corrubedo, a lagoa e areal de Valdoviño e a Ría de Ribadeo.

FOLLETO INFORMATIVO (+)

O Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) de Oleiros (A Coruña), que depende da Dirección Xeral de Conservación da Natureza da Consellería do Medio Rural, recibiu en 2009 un total de 639 animais, dos cales algo máis da metade foron recuperados e devoltos ao seu medio natural. Neste centro –un dos catro que dependen da Xunta, un por cada provincia– o pasado ano recuperáronse e reintegráronse ao seu ecosistema 325 exemplares, o que representa o 51% do total de animais ingresados.
A meirande parte dos animais tratados no centro o pasado ano foron aves (un 77,9%), cifra semellante á de exercicios anteriores. Entre as aves, as máis frecuentes foron as acuáticas e mariñas (un 35,7% dos ingresos totais), seguidas de preto polas rapaces (un 35,5%). En canto ás causas destes ingresos, a maioría foron traumatismos indeterminados (nun 22,7% dos casos), seguidos dos atropelos (nun 18,2%). Outros motivos foron as caídas dos niños, capturas accidentais ou feridas por disparos.
Hospitais para a fauna
Os Centros de Recuperación de Fauna Silvestre da Consellería do Medio Rural funcionan como auténticos “hospitais” para a fauna autóctona, nos que se procura a recuperación completa dos animais e a súa posterior devolución á natureza, ademais da supervivencia a longo prazo e reprodución no medio natural. Neles lévase un rexistro de entradas e saídas con tódalas características dos animais admitidos e da súa situación.
Co traballo desenvolvido nestas instalacións é posible elaborar estatísticas completas das causas de admisión e porcentaxes de recuperación e liberación, co fin de identificar e corrixir os problemas principais que afectan negativamente á fauna no propio medio natural.
Información, vixilancia e investigación
Ademais de realizar estas tarefas, os centros poden funcionar tamén como fontes de información epidemiolóxica; puntos de vixilancia de saúde pública; fontes de información en investigación; centros de asistencia en grandes catástrofes; centros de educación ambiental ou centros de conservación de especies ameazadas.
En todo caso, cómpre salientar que estes centros non son lugares de recollida e tratamento de animais domésticos nin tampouco zoolóxicos, polo que non están concibidos e deseñados nin para recoller animais domésticos abandonados nin para acoller visitas de público en xeral.
En caso de atopar un animal silvestre ferido ou enfermo
Un animal silvestre ferido ou enfermo precisa atención e coidados profesionais, que se lle poden prestar nun Centro de Recuperación, para poder retornar de novo ao medio natural. No caso de atopar un exemplar neste estado, o primeiro que hai que facer é comprobar que se trata dun animal silvestre e que realmente necesita axuda. A continuación, dar aviso inmediatamente a un centro ou servizo de asistencia, para que sexa trasladado ao Centro de Recuperación correspondente.
Convén anotar tódolos datos que sexa posible do punto de recollida exacto (localización, lugar, concello, etc.), a hora na que foi atopado e o seu estado no momento da recollida. É moi importante facer entrega desta información escrita á persoa que recolla o animal, para que os expertos poidan aplicar o tratamento correcto e, sobre todo, para que sexa devolto ao seu punto de orixe cando estea restablecido.
Centros de Recuperación
  • CRFS de Santa Cruz de Oleiros (Oleiros-A Coruña). Teléfonos: 981 626241 / 690 634708 / 686 252554
  • CRFS de O Veral (Lugo). Teléfonos: 982 207705 / 649 668922 / 649 668923
  • CRFS Alto do Rodicio (Maceda-Ourense). Teléfonos: 988 302051 / 628 358652
  • CRFS de Cotorredondo (Vilaboa-Pontevedra). Teléfonos: 986 680390 / 606 656017
  • CEMMA (Coordinadora para o estudio dos mamíferos mariños). Apartado 15 – 36380 Gondomar. Teléfono de contacto: 686 989008.
Outros contactos e teléfonos útiles no caso de atopar un animal silvestre ferido ou enfermo son os seguintes: Servizo de Protección da Natureza (SEPRONA) da Garda Civil. Tel.: 062; Centro de Atención de Emerxencias de Galicia. Tel.: 112.
FONTE: NOVAS DA XUNTA
El presidente de la Diputación, José Ramón Gómez Besteiro, acompañado por el alcalde de A Fonsagrada, Argelio Fernández, y del presidente del Tecor de esta localidad, Manuel López Fernández, visitaron hoy los cultivos que se realizaron en la parroquia de San Pedro de Neiro. Se trata de cultivos que realizó el organismo provincial como una experiencia pionera en Galicia para disminuir los daños en la agricultura de la fauna salvaje. En España, tan sólo cuentan con una iniciativa similar en las provincias de Toledo, Soria y Zamora. La solución adoptada consiste en la plantación de diferentes tipos de maíz y trigo en varias parcelas del terreno, de tal forma que su aplicación favorece la apetencia del jabalí, evitando que llegue a fincas particulares o que cruce por vías de comunicación.
El Tecor de A Fonsagrada cuenta con 42.000 hectáreas y se caracteriza por la afluencia de fauna salvaje. La experiencia piloto se realizó en 11 hectáreas, donde se consiguió reducir los daños en cultivos en un 40%.
FUENTE: ABC

Nos van a desarmar

2010/01/25

Fuentes de toda solvencia me han informado que se está redactando un nuevo Reglamento de Armas –no se modifica desde 1993– que, si no se remedia, será demoledor para nuestros intereses. O sea, muchísimo más restrictivo que el actual, que ya lo es.
Al parecer ya está redactado prácticamente la mitad del mismo y las pocas personas que han tenido acceso al mismo, están “asustadas” por su dureza. Aunque nadie sabe cuándo podría aprobarse, todo indica que podría entrar en vigor el año que viene.
La comisión que está elaborando el Proyecto del Reglamento de Armas está formada por los mismos vocales que la CIPAE, es decir, la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos. Esta comisión está presidida por la Secretaria General Técnica del Ministerio del Interior, María de los Ángeles González García, que al parecer, al igual que su predecesora, han demostrado un absoluto pasotismo hacia el sector armero y el mundo cinegético en general.
Esto, para qué nos vamos a engañar, nos lo temíamos. Cuando alguien comentaba en alguna reunión cinegética que a ver si modificaban éste o aquél artículo del Reglamento de Armas, siempre saltaba alguien con aquello de: “Más vale lo malo conocido…”
Los cazadores españoles, que tenemos, junto con Italia, el Reglamento de Armas más restrictivo de la Comunidad Europea –para esto no somos europeos, existiendo como existe una Directiva Europea de Armas–, estamos acostumbrados a sufrir, con estoicismo franciscano, todas las restricciones que se les ocurra a la autoridad competente, que además se sabe amparada por ese rechazo social a las armas, en este caso deportivas. Pero las estadísticas están ahí. La participación de cazadores y tiradores en casos relacionados con delincuencia y asesinatos son testimoniales. Somos más buenos, aunque estemos “armados”, que las Hermanitas de la Caridad, entre otras cosas porque sabemos que al más ligero desliz la Guardia Civil nos quita la armas sine die.
También es verdad que estos años atrás algunos pensábamos que un próximo Reglamento de Armas solucionaría algunas injusticias pendientes como la limitación del número de escopetas o tener que seguir pasando revista, pero a la vista de estas informaciones, podemos decir aquello de “Virgencita, Virgencita…”.
Pero lo que tendríamos que hacer es no quedarnos callados y no aguantarnos con lo que nos echen. Ya no. Tenemos una nueva oportunidad para unir nuestras fuerzas y exigir a nuestras autoridades sentido común a la hora de regular la tenencia y uso de nuestras “herramientas de trabajo”. Como no queramos o no sepamos hacerlo, seguir teniendo en este país un rifle o una escopeta va a ser complicado y difícil. Y no lo olvidemos, un endurecimiento excesivo en este campo afectará negativamente a todo el sector.
AUTOR: José Ignacio Ñudi. Director de la Revista TROFEO

La irrupción de animales en la calzada, la mayoría especies que viven en libertad, como jabalíes y corzos, provocó medio millar de accidentes en las carreteras ourensanas el pasado año. Un grupo de conductores que se han visto implicados en siniestros acaba de crear una asociación y una dirección de correo (“apatasgal@gmail.com) para ganar fuerza y reclamar a administraciones y cotos de caza el pago de las indemnizaciones, como responsables del control de esos animales, por los daños materiales y en algunos casos también físicos que han sufrido.
Miguel Ferreiro es uno de los afectados. Este joven ourensano viajaba en la noche del pasado 14 de noviembre por la carretera Nacional 525, a la altura del Alto de Taboadela cuando viajaba a unos 100 kilómetros hora, sin exceder la velocidad reglamentaria, impactó contra un jabalí que atravesaba en esos momentos la calzada en una zona en la que se repiten además los accidentes por este mismo motivo y que carece de señalización advirtiendo que es paso de animales salvajes.
A consecuencia del impacto Miguel sufrió leves quemaduras en los brazos, pero su vehículo sufrió desperfectos por más de 12.400 euros, pues el animal de Taboadela-San Cibrao pesaba más de 160 kilos.
“A partir de ahí empezó mi martirio, pues me quedé sin coche, sin dinero y al empezar a indagar para pedir responsabilidades, pues se trataba de un animal salvaje, comprobé que en Galicia, a diferencia de otras comunidades ,la Xunta había eliminado en 2007 el pago de indemnizaciones a los conductores afectados por la incursión de estos animales en las carreteras”, explica Miguel.
De hecho, la Xunta “se hace cargo de los gastos si un jabalí arrasa tus cultivos o si un lobo mata a tus ovejas, pero no asume el hecho de que un animal salvaje sin controlar cause pérdidas de 12.400 euros, como es mi caso, y en otros hasta ceguera o pérdida de un miembro a causa del accidente”, lamenta.
Si la irrupción del animal salvaje se produce en una autopista o autovía paga los daños la firma encargada de su mantenimiento, pero en el resto de carreteras autonómicas o provinciales “nadie asume los gastos, salvo que se trate de un accidente en época de caza, que el animal esté en la zona muerto y puedas demostrar que colisionaste con él y no con un árbol y además que el propio jefe de la cuadrilla de cazadores, en el caso de que el animal proceda de un coto, avale que el animal irrumpió en la calzada porque estaba siendo perseguido por los miembros de la batida”•
La situación es insólita según Miguel “y por eso envié ya escritos en primera instancia a la Dirección General de Carreteras de la que depende la N- 525, a los responsables del coto de caza Taboadela-San Cibrao, del que procedía el jabalí, así como Medio Rural y Medio Ambiente. “Hasta ahora nadie contestó por lo que si no hay respuesta no descartamos acudir a la justicia”, explica. Su caso no es único, de ahí nace esa asociación que en breve se hará pública.
FUENTE: M.J.A. – OURENSE. EL FARO DE VIGO

Convocado el curso de la VIII Promoción del Curso de Guardas Particulares de Campo.

Fechas: Del 1 al 12 de Marzo de 2010
Información: Raul P. Beltrán Presidente del Consejo Nacional del Guarderío. Director de la Escuela del Guarderío. raulbeltran@guarderio.org. 615.333.800

FUENTE: GUARDERIO
El día 17 de diciembre de 2009 se procedió a ordenar la publicacion del acuerdo del tribunal calificador por el que se hacen públicas las listas definitivas de admitidos y excluidos a las pruebas de selección para Guardas Particulares del Campo y sus especialidades 2/2009.
Se puede ver la copia del acuerdo, las listas de definitivas de admitidos y excluidos y las sedes de exámenes pinchando aquí: DOCUMENTOS
Para cualquier duda puede ponerse en contacto con nosotros a través de la Oficina de Formación de Seguridad Privada del Servicio de Protección y Seguridad, teléfonos 91 514 60 00 extensiones 42124 y 48979, Fax.: 91.514.28.34 o a través del correo electónico dg-seprose-segprivada@guardiacivil.org.
FUENTE: GUARDERIO