El pasado día 8 de noviembre, el Presidente de UNAC se reunía con dos representantes de la Sociedad de Cazadores de Ezcaray (La Rioja), en relación con lo que ha estado apareciendo en la prensa en los últimos meses y relativo a la acusada mortandad de ciervos y corzos que se viene registrando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, y en concreto, en la Sierra de Cameros-Demanda.

Al parecer, el asunto tiene una mayor magnitud de la que hablan los medios de comunicación y, como siempre, viene derivado de un problema de mala gestión que ha provocado una sobredensidad de animales (ciervos) y que ahora está poniendo en grave riesgo a toda la población de ungulados salvajes y domésticos de la Sierra de Demanda-Cameros (incluida su parte burgalesa).

Hasta ahora, lo que los cazadores están encontrando es muy preocupante y, si el resultado preliminar de los análisis lo confirman, podríamos estar ante un brote de tuberculosis bovina. Pero quizás lo más grave sea que ante esta denuncia hecha por los cazadores de Ezcaray, la Administración riojana hace oídos sordos y sólo piensa analizar los ciervos con sarna, no los demás, a pesar de que todo apunta a que la sarna detectada en ciervos y corzos no sea sino un efecto secundario provocado por otras enfermedades de fondo, algunas de las cuales serían zoonosis, es decir, con riesgo grave para los cazadores que manipulan o consumen en embutido los animales cazados.Por lo que hemos podido averiguar desde la UNAC, una vez más estamos asistiendo a una clara dejación de funciones de una administración autonómica, que, lejos de aceptar e intentar poner remedio al problema, mira para otro lado, teniendo que ser los propios cazadores los que, a iniciativa propia y pagándolo de su bolsillo, encarguen a la Universidad de Zaragoza el análisis de todas las piezas de caza mayor que capturen esta temporada, ante la sospecha de que hay algo más que un problema de sarna en la población cervuna.

Mientras tanto el gobierno riojano sigue echando balones fuera con argumentos pueriles y cargando la responsabilidad sobre los cazadores, a los cuales acusa de falta de diligencia en la consecución de los cupos, eso sí, sin renunciar a cobrarles las tasas por animal abatido. El caso es que, mientras tanto, los corzos y ciervos siguen apareciendo muertos por todos los rincones de estas Sierras tan emblemáticas y otrora prósperas.

Desde la UNAC denunciamos, una vez más, esta situación y, por supuesto, nos ponemos del lado de unas sociedades locales que, lejos de apartarse de los problemas, se implican y ofrecen soluciones pero se sienten desamparados por su propia Administración. Esperemos que, al final, y aunque tarde, los responsables políticos y técnicos que ostentan la gestión de estas reservas de caza tan emblemáticas, reconozcan sus errores y busquen el apoyo en los cazadores locales, que, de momento, están demostrando mayor sensibilidad e implicación ante un problema en el que ellos han sido relegados a ser simples espectadores.

El Consello Consultivo resolvió en lo que va de año media docena de consultas vinculadas a la comarca, de las que cuatro tienen que ver con la reclamación de indemnizaciones por los daños materiales que causaron otros tantos atropellos de animales. Todos los dictámenes del Consello desestiman las peticiones, mientras que acuerdan devolver los otros dos expedientes a la espera de que se realicen pruebas pendientes. Uno de ellos se refiere al corte de agua que ejecutó Augas de Galicia en 2009 en Merza tras detectarse vertidos de una depuradora en el río Toxa.
Así pues, tres de los cuatro atropellos de animales se produjeron en la AG-53. En enero de 2009, un conductor arrollaba a un perro en el kilómetro 60 de la autopista, en el límite entre Dozón y Ourense. El conductor pide a la Consellería de Medio Ambiente dos compensaciones de 1.699,22 y de 600 euros. En este caso, el Consello Consultivo coincide con la consellería y deniega la recompensa, al entender que el acceso de animales a la vía es “inevitable” y que no tiene que ver con el mantenimiento de la carretera. El perro, además, carecía de microchip identificativo.
En abril de ese año se arrolló a un jabalí, que causó daños en el turismo por valor de 1.618, euros. En el caso de atropellos de animales salvajes, el Consello Consultivo atiende a tres aspectos: si el conductor cumple con las normas de circulación, si es temporada de caza (entonces el responsable es el Tecor) y si la vía está bien señalizada (de no ser así, la administración correrá con las compensaciones). En este caso, entiende que el punto donde tuvo lugar el accidente –en el kilómetro 85, cerca de Maside– no es un lugar frecuente del paso de animales y está bien vallado, por lo que aconseja no compensar al denunciante. El mismo argumento emplea para denegar la petición de más de 2.700 euros por el atropello, en mayo del año pasado, de dos jabalíes en la autopista y de otros tantos puercos salvajes en la PO-533, ya cerca de Rodeiro, que causaron daños en el turismo por casi 2.000 euros.
Por otra parte, esta entidad recomienda a Medio Ambiente que dé audiencia a una empresa que reclama 145.284 euros a Augas de Galicia por cortar el suministro en Merza tras un vertido en el río Toxa. La empresa presentó una queja formal a Augas de Galicia en octubre de 2009.
Cae a un terraplén por un vallado mal sujeto
La sexta y última cuestión que resolvió el Consello Consultivo en lo que va de año se refiere, también, a siniestros de tráfico, en este caso en la PO-534, que comunica Lalín y Folgoso. La tramitación de esta consulta comenzó ya enero del año pasado y se refiere a un hecho acaecido en noviembre de 2008, cuando un conductor perdió el control de su turismo en dicha carretera y chocó contra una valla quitamiedos que, al estar “deficientemente instalado, pois tan só estaba cravado na terra sen outro firme de suxeición”, según el denunciante, provocó que el vehículo volcase tras caer al terraplén. Aunque durante la instrucción de caso só se recabó el informe del destacamento de Lalín de la Guardia Civil de Tráfico y del Servicio Provincial de Carreteras, falta por tomar declaración al conductor. Por ello, el Consello aconseja que éste preste su testimonio para poder emitir un dictamen. En marzo de este año, la Consellería de Medio Ambiente emitió una resolución en la que rechazaba conceder una indemnización de 3.600 euros, lo que valía el turismo en el mercado.

FUENTE: SALOMÉ SOUTELO – LALÍN / EL FARO DE VIGO

   Por la presente os informamos que en la última Asamblea General celebrada el día 8 de Agosto de 2.010, se participó a los presentes que la Xunta de Galicia tiene intención de crear un nuevo texto en la Ley de Caza de Galicia.  Por lo que tras las gestiones realizadas por parte de UNITEGA, ésta ha sido invitada a participar de forma activa por parte de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza de la Consellería do Medio Rural. 

    Como consecuencia de ello, se invita a todos los cazadores y tecores Gallegos en General, y a los Socios de UNITEGA en particular, a que hagáis propuestas de modificación sobre la actual Ley de Caza. Así mismo, aquellos Socios que quieran participar de forma más activa en este proceso, podrán hacerlo en el grupo de trabajo que se va a crear, para poder canalizar todas las opiniones en un documento de trabajo. 

    Para trasmitirnos vuestras sugerencias podéis hacerlo a través de nuestro correo electrónico unitega@gmail.com , o bien por correo postal dirigido a UNITEGA Carretera de Cerdedelo Nº 41 de LAZA (32620 OURENSE). 

Atentamente, LOS CAZADORES DE UNITEGA

24 de noviembre de 2010.-Ya se han editado las conclusiones del último observatorio cinegético celebrado por la Real Federación Española de Caza, en colaboración con la Federación Gallega de Caza, sobre daños, cultivos y caza, que tuvo lugar el pasado mes de octubre, en Galicia, concretamente en Santiago de Compostela, en la celebración del Año Santo, con la asistencia de más de doscientas personas relacionadas con la caza, el medio rural y la administración.

El folleto recoge primeramente la situación de los daños en España a través de las capturas de mayor y menor, las licencias de caza, las reclamaciones a las compañías de seguros y la evolución de los accidentes de tráfico provocados por especies silvestres en cotos de caza a lo largo de estos años. Y siguiendo la estructura de cómo se desarrolló el observatorio en su día, se plasman, de acuerdo al orden de intervención de las tres mesas participantes, las conclusiones a las que llegaron cada una de ellas.

Las conclusiones se presentan bajo formato de 15×21 a todo color, manejable y con unos contenidos muy rigurosos, con todos los puntos que se trataron y las soluciones aportadas. A esta publicación, editada por la Real Federación Española de Caza, se le dará la máxima difusión con el objetivo fundamental de mejorar y cambiar la situación actual en aquellos puntos que se considera necesario.

La primera mesa, la jurídica, destaca la posibilidad de un sistema de responsabilidad más justo y sobre quién responde a los perjudicados en los daños de agricultura y ganadería, concluyendo que la responsabilidad principal es del titular del coto, la responsabilidad subsidiaria, la tiene el propietario y en tercer lugar está la administración. Finalmente se valoró sobre papel la cuantificación del daño. En la segunda mesa, sobre las cuestiones técnicas, se plasmaron las experiencias y herramientas para limitar los daños, y en la tercera mesa, la social, apuntaron las soluciones para minimizar el conflicto, soluciones que se han incluido en las conclusiones.

Entre las palabras de autoridades participantes en el observatorio, citamos algunas de las recogidas en el folleto que ahora ve la luz:

  • “Compartimos la preocupación por los daños que produce la fauna silvestre. La solución pasa por el diálogo y la comunicación entre los implicados, y mejor si ésta se produce de forma desapasionada y reflexiva”. Samuel Juárez Casado, consejero de Medio Rural de la Xunta de Galicia.
  • “La actividad cinegética aporta una impagable labor ambiental de control de las especies que proliferan más allá de los niveles adecuados”. Ricardo García-Borregón Millán, director general de Conservación de la Xunta de Galicia.
  • “Apoyamos desde la estructura federativa firmemente que desjudicializar los potenciales conflictos agricultura-caza es un objetivo irrenunciable”. Andrés Gutiérrez Lara, presidente de la Real Federación Española de Caza.
  • Las medidas preventivas deben pasar por ocupar un lugar preferente en la minorización de los daños. Hay que lograr unas nuevas soluciones legales acordes a la realidad”. José María Gómez Cortón, presidente de la Real Federación Gallega de Caza.
Cuatro años después de su última modificación, la Xunta planea un nuevo cambio en la ley de caza de Galicia. La Consellería de Medio Rural quiere un texto nuevo y para ello ha recurrido a un sistema en boga: subcontratar la redacción del borrador. El elegido ha sido el bufete de Miguel Ángel Lamela Méndez, abogado ligado al sindicato agrario Xóvenes Agricultores, que recibirá por el encargo 48.380 euros.


En Medio Rural defienden la opción elegida: “Es mejor gastar dinero en redactar la ley y que salga adelante que no hacerlo y que fracase”, declara un portavoz. La Xunta recurrió a la figura del procedimiento negociado sin publicidad y trámite ordinario para elegir a Lamela, administrador único del despacho Manzano, Lamela, Vinagre y Asociados, SL. “Nos llamaron [desde la Xunta] para ver si podíamos colaborar con ellos para ver qué quieren cambiar de la ley los cazadores”, señala Lamela, que cree que fue elegido por su experiencia de años tratando con asociaciones de aficionados a la caza. “Creo que hubo más abogados que concursaron”, dice. 

En su trayectoria profesional, Lamela ha estado vinculado al sindicato agrario Xóvenes Agricultores, próximo al PP, al que ha representado en varios casos. “Les he llevado algún asunto y lo volvería a hacer, pero nunca he estado en plantilla, no tengo relación laboral”, explica de su trato con la asociación agrícola. El jurista también asesoró a la asociación SOS contra o lume, presidida por el acalde popular de Barro, José Antonio Landín, que acusó al bipartito de negligencia en su actuación durante la oleada de incendios de 2006. 

Lamela, que asegura que este es el primer encargo que recibe de la Administración, no avanza mucho sobre en qué consistirá su propuesta. “Todavía no sé qué forma tendrá el documento. Yo me reuniré con muchos [representantes de] tecores [terrenos cinegéticamente ordenados], federaciones de caza y comunidades de montes para que me digan cómo ven la ley y cómo creen que se puede mejorar”, detalla. “Yo les digo cómo está la ley en otras comunidades autónomas, cómo está en Francia… La Consellería decidirá si en base a ese documento procede elaborar la ley de caza”. 

El Gobierno autónomo ha recurrido a este instrumento al menos en otra ocasión desde que que el PP recuperó el poder. La Consellería de Infraestructuras convocó en abril un concurso para encargar la redacción de la ley que desarrollará las competencias autonómicas en materia ferroviaria. Ofreció 180.000 euros para el proyecto, para el que señaló un plazo de 22 meses. En la Xunta aseguran que en otras legislaturas también se recurrió a esta fórmula.
FUENTE: VÍCTOR HONORATO / EL PAIS
Dentro da actividade ENCONTROS NATURALISTAS contamos nesta ocasión coa participación de Fernando Bandín, da Fundación Fragas do Mandeo; Martiño Cabana e Roberto Hermida, da Asociación Galega de Custodia do Territorio e Oscar Rivas, da Asociación Nummenius.
Nunha breve presentación, cadaún deles daranos a súa visión do presente e futuro inmediato da custodia do territorio en Galicia, abordando cuestións como a función do BANTEGAL en relación á custodia, os proxectos actuais da AGCT, ou o nacemento da Fundación Fragas do Mandeo. Nunha segunda parte abrirase a rolda de participación dos asistentes.
A charla será o venres, 26 de novembro ás 20:30 no local do Grupo Naturalista Hábitat. A entrada é libre e gratuíta. Ricardo Ferreiro GN Hábitat (Rúa Camariñas Nº 8 – baixo A Coruña)
A Consellería do Medio Rural acolleu na Dirección Xeral de Conservación da Natureza a presentación dun estudio sobre a arcea (ave limícola do tamaño dunha perdiz). O traballo foi realizado polo Instituto de Investigación de Recursos Cinexéticos (IREC), órgano dependente do Centro Superior de Investigacións Científicas, coa colaboración de varias comunidades autónomas, entre elas Galicia.
Mediante este estudo analizouse unha especie da cal se tiña apenas coñecemento; trátase dunha ave migradora que, segundo se analizou na presentación, procede maioritariamente da área circunbáltica e do oeste de Rusia. A súa condición migradora propicia que o seu aproveitamento cinexético resulte especialmente negativo, posto que as arceas que chegan ata a nosa Comunidade son aquelas que non foron cazadas nos países de tránsito.O obxecto deste estudo é profundizar no coñecemento desta especie, saber cales son os parámetros que rexen as súas variacións de poboación anual e, en funcións destes datos, establecer no ámbito europeo unha xestión máis axustada, de xeito que se repartan os cupos de capturas dunha maneira equitativa e racional.
Charlas
Na presentación participou o xefe do servizo de Caza e Pesca Fluvial da Consellería do Medio Rural, Jesús Marquina. Tamén estiveron presentes representantes federativos de caza e da Asociación de Propietarios Rurais e Produtores de Caza (Aproca), cazadores e persoal técnico da gardería da Xunta. 

FONTE: CONSELLERIA DO MEDIO RURAL