En tierra hostil

2010/11/12

Karelia ha vuelto a ponerse en marcha. Muestra un comportamiento similar a su migración prenupcial, en la que registramos una parada larga a medio camino. De hecho, en aquel momento llegamos a pensar que su Stop over iba a ser definitivo, pero como ya sabéis nos sorprendió con una segunda parte que le llevó al continente asiático. Durante veinte días Karelia ha descansado en las laderas oeste de los Urales. Ahora vuelve a ponerse en marcha. Estábamos preocupados por nuestra amiga. Nada más entrar en Europa y en plena temporada de caza sus emisiones desaparecen durante días. Hemos registrado una escala o Stop over en las faldas occidentales de los montes Urales, pero la verdad es que han sido muchos días, demasiados para nuestro gusto, sin noticias. Sus últimas emisiones son del pasado miércoles día 10 de noviembre y sitúan al pájaro en la zona de Nizhny Novgorod, a poco menos de 450 kilómetros al Este de Moscú. En esta última etapa ha recorrido 580 kilómetros, con lo que se puede decir que vuelve por sus fueros.

Karelia ha recorrido en su viaje de migración postnupcial un total aproximado de 2.500 kilómetros. Si fuera un indivíduo de corta o media migración ya estaría a las puertas de Francia. En estos momentos se encuentra en el corazón de Rusia y en los próximos días podría entrar en zona comunitaria. Cerca de3.500 kilómetros al oeste se le espera en Cantabria, concretamente en la localidad de Cartes, pero Karelia tiene por delante la parte más dura del recorrido. Seguimos rezando.
FUENTE: CLUB DE CAZADORES DE BECADA

Ambas entidades comparten inquietudes similares en materia de caza, gestión y conservación de la vida silvestre y desarrollan programas y actuaciones de sensibilización de cazadores, guardas y personal técnico en materia de caza.
Consideran de igual modo que por su perfil encajan entre las entidades que tienen por objeto el estudio y protección del Medio ambiente.
Por todo ello la Asociación del Corzo Español (A.C.E.) y el Club de Cazadores de Becadas (C.C.B.) han firmado un convenio marco de colaboración mutua para  llevar a cabo actuaciones conjuntas en materia de Caza, que afecte al ámbito del Estado Español, en especial la presencia de uno de sus miembros que represente a ambos colectivos, en los Consejos de Caza Territoriales, Regionales, Provinciales y Autonómicos, estando interesado en prestar asesoramiento incluso a nivel estatal.

LA ASOCIACIÓN DEL CORZO ESPAÑOL SOLICITA EL INGRESO EN EL CONSEJO REGIONAL DE LA CAZA DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS CON EL APOYO DEL CLUB DE CAZADORES DE BECADAS
El pasado día 25 de septiembre el Gobierno del Principado de Asturias convocó la renovación de los integrantes del Consejo Regional de la Caza de Asturias. La A.C.E. , en el marco del convenio recientemente firmado con el C.C.B. de apoyo y representación mutua ha solicitado el ingreso en el mencionado consejo como “Entidad dedicada al estudio y conservación del Medio ambiente”.
Para ello ha alegado que esta asociación tiene implantación suficiente en España y en Asturias, desarrolla iniciativas de sensibilización ambiental, ha realizado trabajos relacionados con la conservación de patrimonio genético del corzo, de la gestión y conservación de los bosques en Asturias, ha sido premiada por la Fundación RedLife como una de las 10 mejores ideas para la conservación de la naturaleza en el presente año 2010, y mantiene convenio con 17 organizaciones dedicadas a la caza y la conservación del medio natural.
La A.C.E. y el C.C.B. comparten una inquietud similar en materia de caza y conservación y aúnan sus esfuerzos para intentar trasladar una imagen distinta de la actividad cinegética tanto al colectivo cazador como al resto de la ciudadanía. 

¿Por qué perdemos nuestras becadas cada verano? ¿Por qué no podemos seguir su viaje de vuelta? Aleluya!!!!, tras un verano en el que, una vez más, hemos visto como desaparecían nuestras becadas en sus lugares de verano, por fin parece que podemos seguir la ruta postnupcial de una de ellas: Karelia. Recordemos que esta es la dama que rompió todas las barreras establecidas para disfrutar del verano a 6250 kilómetros de Cantabria. Fueron dos meses de viaje y ya se ha marcado los primeros 450 de vuelta.

Para empezar, hagamos un pequeño repaso de lo acontecido este verano, más bien poco, para qué engañarnos. Recordamos que en nuestra última comunicación Karelia se encontraba asentada enSiberia, a 6250 kilómetros de CantabriaLaguna 2 y Bizkaia descansaban en las proximidades deOlonets, en la República de Karelia y que tanto Xana-CAM como Fedenca FB seguían desaparecidas, prácticamente desde sus lugares de suelta. Aunque atentos a todos los pájaros equipados con transmisores, trabajábamos especialmente con tres becadas. De ellas, la única que ha emitido regularmente desde su lugar de veraneo es Bizkaia, de la que hablaremos más adelante.
Las tres se encontraban fuera de las zonas de incendios – recordemos que ha sido un verano especialmente caluroso y catastrófico por los fuegos de Rusia – y las semanas y meses pasaban sin emisiones destacables ni movimientos de las damas.
De lo poco nuevo que se puede contar es que recientemente hemos conocido el sexo de alguno de estos pájaros. Así, sabemos que Laguna 2 es un macho, mientras que Karelia y Fedenca son hembras. Para Bizkaia no se ha conseguido una muestra de ADN suficiente para determinar su sexo.
Karelia: un vuelo de regreso apasionante
Desde que comenzamos esta aventura, contar lo que sucede a nuestras sordas ha tenido siempre, cada año, un sabor agridulce. Disfrutábamos de numerosos datos de los viajes de migración prenupcial, desde la Península hasta el Este, pero una vez en Rusia perdíamos nuestras becadas y solamente en casos muy puntuales – léase Navarre o la recuperación de Laguna en Álava – podíamos contar algo del regreso. Sabíamos que en el caso de las hembras podíamos perderlas durante semanas en su nido, en la espesura del bosque… que con el fin del verano los días son más cortos… que los transmisores podían estar cargando peor… que los bosques caducifolios de Rusia dejaban pasar menos luz en verano… Conjeturas para intentar dar respuesta a una pregunta muy difícil y no menos importante ¿Por qué no podíamos seguirlas en su viaje de vuelta?
Más aún. No parece un problema del PTT o transmisor, porque el que lleva Karelia tiene ya dos años y medio, paso un invierno ruso bajo la nieve hasta que lo rescató la expedición del CCB del año pasado y funciona perfectamente. Ese transmisor, el que nos ha reportado un viaje de ida a 6250 km de Cantabria y es el único que está “cantando” a la vuelta, ha sufrido lo indecible y no se envió a Maryland para su reparación. Se colocó sobre Karelia con un nuevo arnés y sin tocar nada más. Así que parece que el transmisor no es el problema.
Karelia: tracks de ida y vuelta
En cualquier caso, lo verdaderamente importante es que por fin vamos a poder seguir a una becada en su migración postnupcial. Llamadlo como querías: viejo sueño o asignatura pendiente. Sabremos si nuestra amiga opta por una ruta de vuelta diferente – por ahora ha optado por una variante al norte del viaje de ida -, sus stop over, etc.. Lo va a hacer en plena temporada de caza, crucemos los dedos.


FUENTE: CLUB DE CAZADORES DE BECADA
Poco a poco nos vamos acostumbrando a frotarnos los ojos, incrédulos, cuando visitamos el servidor de Argos para ver la evolución de nuestras becadas. Con Laguna, Karelia y Bizkaia ya asentadas; y Fedenca y Xana-CAM desaparecidas en combate (por el momento), salta en el servidor el indicativo de una vieja conocida: Navarre. Recordemos que fue capturada en Bakaiku (navarra) el 2 de marzo de 2.007 y que llegó a emitir el año pasado. Seamos sinceros, no esperábamos su “resurrección”, pero una emisión solitaria del 4 de junio nos obliga a poner en su casillero 26.000 kilómetros de idas y venidas entre Navarra y Rusia.



El satélite NOAA16 orbita sobre Rusia para confirmar la emisión
Cuando afrontamos esta temporada 2010 del proyecto pensábamos en Navarre como un milagro, como curiosidad imposible. Para empezar, hay que decir que su “viejo” PTT de 2.007 ya está tecnicamente fuera de servicio, porque la vida útil estimada de estos dispositivos es de tres años. Si añadimos el mal trato al que son presuntamente sometidos por una becada, ya sea en migración o en la espesura del bosque, las posibilidades de que este emisor volviera a trabajar para nosotros era infinitamente remota. Pero una vez se demuestra que con estos bichos todo es posible. Y con esta tecnología, más aún. Porque hay que recordar que el de navarre es el primer PTT que Microwave Telemetry Inc. nos fabricó por debajo de los 10 gramos de peso. Aquí hay que destacar, por enésima vez, que uno de los pilares de este proyecto es la enorme calidad de los dispositivos de MTI. han pasado cuatro años, a razón de 7500 kilómetros de vuelo por temporada (más desplazamientos locales) y el PTT de Navarre sigue en marcha. Como el mejor Rolls Royce, como un Stradivarius… una joya.

Y ahora nos preguntamos: ¿Qué datos habríamos obtenido de Navarre con uno de los nuevos prototipos? Porque está claro que hemos topado con uan becada excepcional, que ha sumado más de 26.000 kilómetros de migraciones. Un pájaro excepcional.

La emisión de 2.010  
Este tipo de emisiones, casi imposibles, hay que tomarlas con cuidado y contrastarlas a fondo antes de afirmar su validez. Cuando recibimos la notocia los datos que nos ofrece el servidor son correctos. Se trata de una emisión de clase Z, sin coordenadas concretas y por lo tanto, sin una localización exacta. Podría ser una emisión fantasma, pero el satélite que ha recibido la señal es el NOAA 16, que en el momento exacto se encontraba sobre Rusia, con lo que sabemos a ciencia cierta que la emisión se produjo desde la zona donde debería encontrase Navarre de seguir viva. Que lo está, porque los datos de la emisión así lo indican. hay que contrastar la información con los técnicos de la red de satélites Argos y desde Francia nos confirman lo que ya presumíamos: la emisión es válida.

Qué será lo próximo….

FUENTE: CLUB DE CAZADORES DE BECADAS
Karelia, a 6.250 kilómetros de Cantabria y a 3.200 de Korea
Simplemente como divertimento, preguntémonos dónde pasaríamos el próximo invierno si fuéramos Karelia. ¿Resolver nada menos que 6.250 kilómetros de Este a Oeste para volver a la comarca cántabra, ya visitada? ¿O seguir rumbo Este la mitad de distancia para pasar la Navidad en Korea, o Japón? Conteste el visitante de este espacio lo que desee, porque tiene los mismos elementos de juicio que el resto de los mortales, esto es, más bien pocos. Completamente descolocados, atendemos a las evoluciones de Karelia como quien asiste a un espectaculo del mejor prestidigitador: con los ojos como platos, dispuestos al aplauso final en un momento en el que el show ha sido tan brillante que sólo le falta el truco final. Esperamos con la mente desnuda de prejuicios y de antiguas enseñanzas, completamente entregados a lo que en el futuro llueva. Encantados, es la palabra, en cualquiera de sus acepciones.
Pero hay que avanzar!!!
Dejando la literatura aparte, en el seno de la Comisión Científica del CCB se entiende que no hay más remedio que estar a la altura de las circunstancias, trabajando en nuevas metodologías que ayuden a extraer más información de los datos que nos reportan las becadas. En estos momentos uno de los retos más importantes en los que se está trabajando intenta conseguir mejores estimaciones de exactitud en las localizaciones que conseguimos. Las nuevas aplicaciones informáticas que desarrollamos nos permitirán dibujar sobre el mapa elipses en cuyo área se encuentran nuestras becadas. Adelantemos uno de los primeros resultados que Felipe Díez está desarrollando en estos momentos.
Karelia se encuentra dentro de una elipse de 1.500 metros de largo y 130 de ancho.
Otra de las novedades se refiere a la interpretación meteorológica de los movimientos más importantes de nuestras protagonistas. También a modo de ejemplo, este es uno de los informes que nos reporta Jean Louis Cazenave, meteorólogo del Club National de Becassiers, respecto al vuelo de karelia entre los días 1 y 4 de mayo: Karelia se ha beneficiado de un tempo estable y seco (humedad media : 50%) sin lluvia ni nieve ; los suelos encima de los cuales ha volado estaban limpios de nieve. La nieve solo cubria parte de la parte norte del Oural. Ha volado con vientos traseros o de 3/4 traseros, ayudados por vientos de 10 o 15 Nudos. Se ha beneficiado de periodos de cielo despejado sobre todo en la segunda parte del periodo. La visibilidad era muy buena cada dia y cada noche. las temperaturas eran muy dulces durante todo el periodo y nunca han bajado debajo de los Diez grados. El viaje se ha efectuado en un periodo durable de “calentamiento” (4 dias) de las temperaturas. La luna era menguante pero se acercaba a su apogeo (6 de Mayo) su superficie visible estaba disminuyendo pero la duracion de la visibilidad aumentaba cada noche. Estaba visible la noches del 2 al 3 de Mayo y las del 3 al 4 de Mayo. Aparecia entre las doce y las dos.” Es otro de los campos en los que se avanza y puede reportar información muy valiosa.
Laguna y Bizkaia
Por su parte y aunque Karelia nos esté robando un poco de atención, Bizkaia y Laguna siguen cumpliendo con su trabajo impecablemente. Ambas se encuentran muy cerca una de otra y eso que han seguido rutas y etapas absolutamente diferentes. En la República de Karelia parecen haber encontrado un lugar de veraneo apropiado y en pocos días tendremos noticias de su sexo vía análisis genético. Se han quedado a poco más de 3.000 kilómetros de casa, dentro de lo que podríamos considerar “normal”. No las perdamos de vista, que éstán haciendo una magnífica campaña, reportando muchos datos y muy importantes. En otro orden de cosas, Fedenca FB y Xana CAM siguen sin dar noticias, pero las nuevas técnicas de trabajo en localizaciones pueden arrojar algo de luz al misterio.
Karelia en Siberia. Hay que volver a dibujar los mapas, porque nuestras becadas no se quedan al Oeste de los Urales, como todos los estudios afirmaban hasta el pasado martes. El domingo saltaron todas las alarmas: ¡Karelia emitía a mil kilómetros al Este de los Urales!. Absolutamente increíble, pero sus localizaciones del 9 de mayo se mostraban muy agrupadas, aunque del tipo A, B y Z. Esperamos hasta la mañana de ayer para confirmar lo que teníamos muy claro: está en Siberia, a 5.700 kilómetros de Cantabria. “Altísimum planetam tergeminum observavi” dijo Galileo. Creyó ver un planeta triple en Saturno. Posiblemente, como Galileo Galilei en 1.610, en el estudio de la becada estemos aún en el principio de los tiempos. Obtenemos una respuesta y esta nos trae mil preguntas. ¡Qué más se puede pedir!
Karelia, a 1250 kilómetros al Este de los Urales
Todos los estudios realizados hasta la fecha afirmaban que la becada, Scolopax Rusticola, era un ave migratoria presahariana cuyo área de distribución estaba circunscrita al Paleártico Occidental, una de las ocho eco-zonas en las que se divide el globo terráqueo. Esta eco-zona va desde el sur de Europa hasta la cordillera de los Urales, frontera geográfica entre Europa y Asia. Suponíamos – hasta la fecha – que nuestras becadas volaban hasta casi 4.000 kilómetros de distancia para criar y nacer en el Este de europa, nunca más allá de los Urales. También sabíamos que existen becadas en Asia, pero no había constancia de que estas fueran “nuestras” becadas. Es más, el mapa estaba perfectamente marcado, al Oeste de los Urales. desde ayer, este mapa ya no sirve. ya el domingo lo tuvimos muy claro, pero se impuso la prudencia. Nada menos que diez localizaciones y siete de ellas coincidían muy agrupadas en la misma zona. Emisiones de tipo A, B y Z sin garantía de precisión, pero que coincidían en sus coordenadas para decirnos que, en conjunto, eran válidas. La espera fructifica ayer, cuando ya tenemos Locs del tipo 0 y 2, de gran calidad.
¡Karelia ha volado 5.700 kilómetros hasta la Llanura Occidental de Siberia!

¡Y sigue avanzando rumbo Este!
A partir de ahora todo son preguntas. ¿Hemos encontrado una aguja en un pajar, la única becada que traspasa la barrera de los Urales? Millones de becadas volando por Europa ¿Y hemos encontrado la única que recorre más de 5.000 kilómetros? ¿O es un comportamiento mucho más habitual, como es lógico? Si no hubiéramos puesto en marcha este proyecto no lo sabríamos ¿Y si las becadas de las Azores o Canarias no son poblaciones sedentarias? ¿Y si marcáramos una becada en estas islas y emitiera desde Rusia? ¿Y si la diferencia entre grupos genéticos en el mismo área de invernada no se debiera solamente a apareamiento en migración? ¿Y si “nuestras” becadas se aparean con becadas asiáticas? ¿Y cuáles son los movimientos migratorios de estas becadas del Este? ¿Y, y, y….?
No, no nos hemos vuelto locos. Karelia es una región rusa, en la frontera de Finlandia, pero “nuestra” Karelia tiene otro lugar en el mapa… ¡de Asia!. Efectivamente, nuestra amiga ha volado desde Cantabria hasta la falda este de los montes Urales, la cadena montañosa que establece la frontera geográfica entre Europa y Asia. Nada menos que 1.250 kilómetros en los dos últimos días y 4.600 de viaje total. Esta emisión abre ventanas nuevas al proyecto RTVS. Es la noticia bomba de este año… por ahora.
1.250 km en dos días para llegar a Asia
Historia reciente: dejamos a Karelia el pasado sábado día 1 de mayo por la tarde, a las 17:00 cerca de Moscú. Fue su última emisión en esa zona. Pero ayer martes a las 01:51 nos la encontramos entre los núcleos de población de Pern y Yekaterinburgo al este de la cadena de los Urales. Han sido 1.250 kilómetros presuntamente volados entre las noches de sábado a domingo y de domingo a lunes. Si observamos su viaje en conjunto nos deja la increíble distancia de 4.600 kilómetros. Hace dos días nos preguntábamos cuál de nuestras becadas nos daría los mil kilómetros que nos faltaban para llegar a los 10.000. Nos preguntábamos, así mismo, si nuestras amigas estaban ya cerca de casa. Una vez más se demuestra que aún tenemos muchísimo que aprender de estos pájaros y que con ellos, cualquier cosa es posible.
Los que seguís este espacio desde ediciones anteriores recordaréis una entrada del 18 de mayo de 2.007. En ella os contamos que Astur había traspasado esa barrera mítica de los montes Urales. la diferencia es que esa emisión fue de tipo B y que, por lo tanto, no nos daba una seguridad de precisión. En esta ocasión se trata de toda una Loc 2, de las mejores. Está claro que nuestra becadas visitan Asia, ya no hay duda al respecto. Para Joseba Felix Tobar-Arbulu, director del proyecto RTVS, la noticia tiene un doble valor, pues siempre ha tenido el mapa de los Urales muy presente, con la idea y objetivo de equipar una becada en el lado de Asia para observar sus evoluciones. Bien, Joseba, aquí la tienes.
Otra de las reflexiones que debemos hacer es igualmente positiva. Esta emisión de Karelia es fruto de una cadena de actuaciones que merece recordarse. El PTT que equipa Karelia es el que antes llevó a la espalda Araba, en la campaña de 2.008. Es uno de los dos prototipos que Microwave Telemetry Inc. regaló al CCBP para su puesta en campo. Solamente se ensamblaron cinco y dos de ellos fueron para nosotros. Araba completó un viaje de ida hasta la república de Karelia, donde presumíblemente fue abatida en 2.008. Pero aunque sabíamos por su telemetría que estaba muerta, un equipo voló hasta Karelia y consiguieron recuperar el PTT en una aventura que ya os contamos en su día y supuso uno de los mayores éxitos de este proyecto. Felipe Díez y el equipo cántabro lo vuelven a poner en la espalda de la becada que hoy llamamos Karelia este invierno y su calidad de emisión está siendo la que todos conocéis. Esto nos da una idea de la capacidd del proyecto Scolopax sin Fronteras y de Microwave Telemetry Inc. que diseña y nos ofrece unos emisores que son capaces de permanecer todo un año – invierno ruso incluido – y funcionar a la perfección sin un triste ajuste. Otra prueba de la impresionante efectividad de MTI es el PTT de Laguna II, que esta de nuevo en Rusia tras 10.000 kilómetros, disparo incluido – el que abatió a Laguna I en Álava el 28 de diciembre de 2.008 -.
Por cierto. Hoy mismo han emitido Laguna II y Bizkaia. Se mantienen en sus últimas posiciones. De Fedenca FB Y Xana CAM seguimos sin noticias.
FUENTE: Scolopax sin Fronteras